Facebook Twitter Google +1     Admin

La Santa Semana... o no

Resulta muy curioso ver como la ignorancia en ocasiones y el atrevimiento inconscinete en otro nos lleva por caminos srpenteantes de dificil accesibilidad y tortuoso recorrido. Seguramente, como decía Pitágoras, si ampliasemos las escuelas cerrariamos más las cárceles y eso no va solo para las cuestiones meramente gubernamenatles sino para las eclesiásticas también ya que la iglesia, sea cual sea su credo, no es sino un "gobierno paralelo" no democrático donde mandan siempre los mismos para obtener un mismo fin: el control d elos demás.

No afirmo ni niego la existencia del credo cristiano, musulmán, qu eno arabe, budista, védico o cuales se quiera, pero sí es cierto que en una unica fecha dos eventos se unen para la exaltación común se sus credos, la cristiana y la judía. Es sabido que la crucifixión de nuestro señor Jesucristo se celebró o discurrió a la vez que se celebraba la pascua judía, motivo por el cual, aún hoy así se sigue haciendo, se celebra en el fin de semana que corresponde con la primera luna llena de la primavera o tercera del año; esta e, fundamentalmente la razón por laqu ela semana Santa raramente cae en las misma sfechas ya que, al ser calendariolunar de 28 días y el Gregoriao de 30 siempre hay un desfase entre uno y otro. Pero fundamentalmente, lo que nos evoca es una nueva fusión con movimientos acordes de la naturaleza, esto es, la luna fuera del control humano se utiliza y nos sirve de elemento de unión para celebrar un evento religioso, histórico si se quiere creeer no o místico ya que, seguramente habrá alguna connotación esotérico que las religiones "oficiales" se ocuparon de tapar y acallar. En el mundo céltico, los druidas también celebran sus festejos en las mismas épocas ya que la primavera es el resurgir de la vida y la primera luna represetna un poco el comienzo de un ciclo lleno de luz y vida.

Ahora bien, el hecho puntual, el auténtico eje vertebrador de todo cristiano no debería estar fundamentado y amparado en la pasión y muerte de nuestro señor Jesucristo a manos del pueblo judio, este es el gran error qu eel pueblo cristiano ha cometido durante ya 2.000 años. puesto que el auténtico vehículo unificador no es la muerte, común a todo slos seres vivos, sino la resurección al tercer día ante los ojos d elos incrédulos. Asi pues, carece de sentido tanta escenificación de una muerte, más aún cuando hay quien la revive y luego nos llaman salvjes por celebrar corridas de toros, (que tampoco apoo). No señores, dejemos estas representaciones del disfrute de ver el dolor en el otro, entremos en un estado de autorrreflexión y autoconocimiento  enosotros mismos y , el domingo de pascua o de resurección sí, ahí ciertamente celebremos lo que corresponde: que el hijos de Dios vuelve de la muerte  amostrar el camino del perdón y la luz. Pero no, es más fácil hacer llorar pensando en muerte y desolación que no en alegría y pensar que la salida de este mundo es posible habcia otro mucho mejor sin duda.

¿Y por qué suycede este fenómeno?  ¿Por que la iglesia incluso en plena edad media tenía frases como "recuerda hermano que has d emorir"?  seguramente porque desde el miedo a la muerte se consigue mejor control d ela vida y así mayor dominio d ela institución eclesiástica, sea cual sea el credo, ya qu etoda iglesia lo único que tiene es un creo que  gracia sa él, obtiene un "gobierno paralelo" no democrático pero real cdonde nadie elije y todos acatan porque tienen la llave d ela salvación, cuando la salvación, como decía Doguën de la iluminación, no es posible, "es inevitable".

Tal vez ese día, donde no haya miedo, horror, e inseguridades podamos mirar a la muerte a los ojos y decir "yo sigo adelante" y ya está.

Feliz pascua y Bendiciones a los qu eos animeis a ir en vuestra dirección firmemente sea o no la mía

 

Rafael Castro Martín

03/04/2012 14:10 rafa y mamen Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Neo

Muy apropiada la reflexión que nos propones a nosotros como lectores. Te felicito por la misma. Comparto la práctica totalidad de tu exposición; en especial la muy acertada apreciación acerca del control a través del miedo. Sin embargo aún añadiría algo más: no sólo a partir del miedo, sino también -y en este caso se demuestra- a través de la ignorancia y de la superstición.
Con todo creo que la religión tiene una finalidad más allá del control de la gente, la cual obviamente tiene. Creo que si nos quedamos en esta única apreciación cometemos un error de perspectiva: la religión también sirve para ordenar la vida diaria de las personas, con sus ritos,ritmos internos, tradiciones y fiestas lo que ha establecido es todo un código de conducta social que ha traspasado el territorio religioso para incrustarse en la sociedad laica.

Fecha: 03/04/2012 22:39.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris