Facebook Twitter Google +1     Admin

amor: vibración de pura compasión

En muchas ocasiones consideramos el término amor como algo muy ñoño propio de personas con mentalidad infantil, sin criterios de validación de la realidad... hablar del amor, se dice muchas veces, es algo pasado de moda, es ñoño pueril, sin significado, sin valor, nadie ama por que sí y hablar de amor es algo que no se usa...  De hecho las parejas, en plena efervescencia amorosa siempre se dicen "te quiero" pero ¿cuantas veces le dijiste a tu pareja "Te amo"? la respuesta en mi consulta muchas veces es "Te amo suena muy fuerte... es que decir... eso" decir "eso, como me dijeron a  mí una vez en la consulta  un cliente supone una implicación mucho más directa al corazón.

Así pues, en una sociedad de repúblicas, ni los reyes magos son casi bien vistos, llena de mercantilismo y capitalismo fácil, donde la comodidad es el principal factor de riesgo a la depresión y el analfabetismo colectivo, amar no es sólo patrimonio d elos "niños bien", es que, en el fondo nos da cierto miedo el aceptar nuestra debilidad, la capacidad de amar y de generar una entrega total y absoluta hacia la otra persona.


Ahora bien ¿quien dijo que este sentimiento, esta vibración y esta re-sonancia es una debilidad? ah sí, la sociedad claro.... ¿y no es más cierto qu ecuanto más enamorado más feliz te sientes y menos necesitas apuntalar tu vida, aun cuando esté en ruina, porque es ese sentimiento de amor el que te mantiene firme y con vigor? Entonces, tal vez sea al revés, esto es, no hay fuerza más potente en el mundo que la del amor, más aún la del AMOR así con mayúsculas... 

Y si no amas a nadie?¿Y si no hay un ser amado? esto sería tanto como preguntamos... ¿Y si descubrimos que en realidad no estamos vivos, que solo somos auténticos consumidores de tiempo sin conciencia de ello ni ganas de tenerla por temor, en definitiva a ser felices? Ahora es cuando todo el mundo encoge el ceño y se pregunta qué es lo que estoy diciendo, cómo no me voy a atrever a ser feliz... En un tiempo amaste a tu madre, amaste tus juguetes, tus regalos, amaste amigos, compañeros, maestros o maestras... incluso pudiste llegar a sentir verdadera pasión y amor incondicional hacia una asignatura en la escuela o en la facultad y ahí no te importaba ser tremendamente feliz... amaste tu trabajo, tu casa, tu idioma, la capacidad de comunicación que tienes con otras personas de compartir, y partir con, experiencias, objetos lugares espacios... y todavía no he hablado de novios, maridos, esposas, y mucho smenos del sexo que, según Freud, era lo  movía el mundo. 

Amamos... es inevitable, tenemos plena entrega voluntaria o no a la vida y nuestra consciencia de ello es lo qu enos da mayor o menor rango de felicidad... el universo trabaja en pleno conflicto de polos opuestos, blanco negro, bien mal, armonía caos, pero ese juego, esa dualidad es falsa, en realidad la vida va siempre en un equilibrio de desorden constante que nuestra mente dualizó para poder intentar  comprender, con poco éxito pues constantemente cambian teorías señal de que, en realidad ninguna es definitiva aun cuando todos las defiendan como auténticos dogmas de fe.

Así pues llegado este punto, enamorarse no es que sea posible, es que es inevitable, vivimos sumergido en un caldo de puro amor constante fluctuando "vibrando"  que nos va "re-sonando" en el corazón constantemente, cuando gana el equipo de futbol, cuando España se proclama campeona del mundo o cuando una mujer, Teresa Paredes, en sillas de ruedas dice "gracias" al mundo por darle la oportunidad de ser feliz... enamórate, permítete comerte tu orgulllo y acepta que entregarte... a la vida en cuerpo y alma es, sencillamente la única opción previa para llegar a la felicidad más absoluta y ahí, descubrirás que sin quererlo, ya estabas enamorado solo que no lo supiste, se te distrajo la atención y la tenías ahí mismo y tú buscándola claro... 

¿Y si no queda nada por lo que vivir, por lo que disfrutar, por lo que soñar, por lo qu esonreir... entonces amigo mio descubre-te a tí mismo, a tu corazón que palpita 365 días y 24 horas cada día solo para tí, sólo para que estés vivo con tu propia vida, con tu propia realidad y ahí aprende a querer-te por que solo desde el amor a la propia vida y el cariño a tí mismo internamente y no desde la egolatría de la vanidad, descubrirás el AMOR con mayúsculas, ese que no condiciona, no oprime y no esclaviza a nadie ni te exige una colonia o un anillo cada 14 de febrero fun fun fun... amar-te, querer-te, respetar-te es la primera fase de encontrar el "AMOR" y ahí estamos, caminando en la vía del conocimiento codo con codo hasta el fin de los tiempos.


FELIZ DÍA

ENAMORADOS.

14/02/2013 13:01 rafa y mamen Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris